Rociadores automáticos


Extinción localizada por rociadores automáticos

Consiste fundamentalmente en una serie de tuberías instaladas como norma general en el techo o pared de los edificios, su método de extinción es mediante agua, y se activan de forma automática mediante un componente que se funde o expande con el efecto de la temperatura liberando un orificio por el que sale el agua propulsada, y sin necesidad de otro sistema que lo active. Las tuberías se ramifican de mayor a menor tamaño siendo el punto de partida el llamado puesto de control consistente en una serie de válvulas de paso y de retención de flujo inverso y una serie de elementos para trasmitir una señal acústica mecánica y eléctrica.

Existen tres tipos de sistemas de rociadores: sistemas de tubería mojada, sistemas de tubería seca y sistemas de acción previa o pre-acción.

¿Quieres más información?

Contacta con nosotros

Nombre (requerido)

E-mail (requerido)

Mensaje

Acepto la política de privacidad

Características del sistema

Uso

Se utilizan como norma general para proteger el interior de los edificios, y es capaz de apagar un conato de incendio, de retardar el efecto de las llamas para que se sofoque mediante otros medios e incluso de refrigerar estructuras portantes reduciendo así los riesgos y los costes de proteger mediante aplicaciones ignífugas elementos constructivos estructurales.

Sistemas de tubería mojada

Son los más utilizados para la mayoría de los riesgos y se caracterizan por tener las tuberías presurizadas con agua desde el puesto de control hasta el propio rociador. El tiempo de reacción es inmediato al encontrase en agua en el propio rociador preparada para la descarga.

Sistemas de tubería seca

Al contrario que la húmeda se encuentra vacía desde el puesto de control hasta cada uno de los rociadores, siendo el aire comprimido suministrado por un compresor el que mantiene presurizada la red. Este sistema suele emplearse en otras en zonas en las que existe riesgo de congelación del agua como en el interior de cámaras frigoríficas.

Sistema de acción previa

Funciona mediante el mismo principio que el sistema de tubería seca, encontrándose del mismo modo sin agua, solo que para acelerar el proceso de descarga de agua la activación del sistema se provoca mediante detectores, que tras enviar la señal al puesto de control permiten el paso del agua hasta cada rociador y este únicamente debe esperar a que el elemento fusible que obstruye el orificio de descarga se libere por efecto del calor.

Contacta con nosotros

¿Quieres más información sobre los sistemas de rociadores de Semamcoin?


Aplicaciones especiales

Existen rociadores para aplicaciones especiales que pueden resultar muy interesantes para solucionar aspectos técnicos difíciles de alcanzar por otras normas.  A continuación presentamos algunos ejemplos.

Rociadores ESFR

  • Se trata de un tipo de rociador diseñado para descargar una gran cantidad de agua en un tiempo muy pequeño. El diseño de este tipo de instalaciones se describe en la norma Americana NFPA-13, y se caracteriza por salvar ciertas limitaciones en algunos casos en los que otras normas exigen protección mediante rociadores a varios niveles cuando existen estanterías.
  • Son especialmente apropiados para protección de grandes almacenes donde la propagación del fuego es vertical a través de las chimeneas verticales que se generan entre las cargas.

Rociadores de cobertura extendida

  • Se trata de rociadores cuya morfología de diseño permite la descarga de agua que abarca una superficie mayor a la especificada en las normas estándar.
  • Estos rociadores están catalogados dentro de una categoría denominada como “aplicaciones específicas” y su diseño depende de ensayos de laboratorios de reputado prestigio que garantizan su funcionamiento, y es según estos datos con los que se diseña la instalación.

Protección de almacenes de productos inflamables

  • Se trata de casos excepcionales puesto que existen tipos de boquillas rociadoras que aportan aire para generar espumas empleadas en los sistemas de agua pulverizada tipo diluvio y que están diseñado para tal fin.
  • Existe la posibilidad de realizar la mezcla de agua y espumógeno en algunos tipos de rociadores y pese a que estos no están diseñados para aportar aire a la mezcla, que es el ingrediente necesario para generar una espuma de calidad, es cierto que solo el hecho de proyectar agua con espuma sobre añade un grado extra de protección para fuegos de tipo líquido.

Otros casos

Protección contra incendios para almacenamiento de aerosoles, diseño de instalación de rociadores para edificios de gran altura, almacenes neumáticos, etc.

Nuestros Clientes

Algunos clientes que confían en Semamcoin